El italiano es una de las veinte lenguas más habladas en el mundo, con cerca de sesenta millones de nativos (sin contar con los otros ciento veinte millones de personas que lo hablan como segundo idioma). El área geográfica que cubren los italófonos es más amplia de lo que parece: de hecho, comprende, aparte de Italia, ex colonias y países de inmigración como Estados Unidos, Canadá, Francia, el Principado de Mónaco, Argentina, Venezuela, Suiza, Uruguay, Croacia, Eslovenia, Eritrea, Etiopía, Somalia, San Marino, Ciudad del Vaticano y Malta.

Como casi todos los idiomas de gran difusión, también el italiano presenta profundas variaciones geográficas, utilizadas a menudo como caballo de batalla de identidades locales, en ocasiones separatistas, por lo que resultan difíciles de gestionar desde el punto de vista traductológico. Con todos sus dialectos y formas de hablar, el italiano cambia de ciudad en ciudad, de país en país; recordemos que el ligur, el sardo, el friulano y el napolitano ya han sido reconocidos por parte de las instituciones europeas como lenguas autónomas y la policía italiana se sirve a menudo de intérpretes para traducir hablas regionales como el calabrés o el siciliano.

A pesar de sus pintorescas variantes, el italiano no deja de ser un idioma bien codificado. El italiano que se habla en Italia y, más en concreto, el del centro-septentrional utilizado por las radios y televisiones nacionales, es reconocido y apreciado por la mayor parte de los italianos del mundo y por aquellas personas que lo han adquirido como segunda lengua.
A diferencia de lo que sucede en el caso de las variedades lingüísticas entre el inglés británico y el estadounidense, el portugués europeo y el brasileño o entre los más de diez idiomas chinos, la apreciación general del italiano de Italia simplifica la comunicación. Tal condición permite traducir documentos o páginas Web en una única lengua, válida para todo su público de referencia.
 
El italiano se caracteriza por formas y estructuras muy particulares y, para utilizarlo respetando la armonía y la dialéctica que lo distinguen, exige competencias específicas. Por ejemplo, si se traduce al italiano un texto publicitario inglés o alemán y si se quiere localizar para que surta efecto sobre el público italiano, tendrán que usarse frases y argumentaciones en general menos concisas o pragmáticas respecto a las originales. Efectivamente, el italiano es un «idioma florido», tendencialmente compuesto de frases articuladas, ricas en formas de cortesía y alusiones que resultarían superfluas e incluso intrusivas en un texto inglés o alemán.
 
Nuestra empresa está especializada en la traducción al italiano, no sólo porque su primera sede se fundó en Italia, sino también porque, a lo largo de los años, hemos incrementado nuestro personal y hemos desarrollado una sólida cultura lingüística interna orientada a este idioma.
La presencia de ocho traductores internos nativos italianos y el empeño constante en la investigación lingüística han ido nutriendo una sensibilidad particular hacia la traducción italiana, aumentando en el tiempo nuestras competencias en la materia.

Traducciones y localización en italiano

Nuestros sectores de especialización en la traducción técnica son la mecánica, la electrónica, la ingeniería civil, los transportes, la energía y la elaboración industrial. En estos ámbitos hemos traducido y redactado manuales, guías, interfaces de programas, proyectos técnicos, especificaciones, pliegos de condiciones y documentación para la certificación de productos y de la calidad.

En el ámbito de la traducción médico-científica hemos traducido ensayos, folletos informativos, manuales farmacéuticos y artículos de investigación, especialmente sobre cardiología, neumología y cirugía odontológica, material publicitario para el sector farmacéutico e información de prensa.

En materia de traducciones económicas y legales, realizamos traducciones incluso juradas de documentos financieros, balances bancarios y societarios, valoraciones patrimoniales y auditorías, actos notariales en general y documentación procesual en ocasiones relativa a casos de relevancia nacional. Resulta importante nuestro empeño en la traducción de textos para la Administración Pública y para la gestión de empresas privadas, incluyendo notas de prensa, contratos privados, acuerdos públicos, relaciones internos y cuestionarios.

 

Intérpretes de simultánea y consecutiva en Italia

Estamos presentes en todo el territorio italiano con intérpretes de simultánea, consecutiva y chuchotage, especializados en la asistencia lingüística a los visitantes extranjeros con motivo de congresos, ruedas de prensa, convenciones empresariales, negociaciones industriales y visitas a instalaciones industriales.

Para conocer la disponibilidad de nuestros intérpretes directamente en Italia, haga clic aquí.

Solicita un presupuesto

Rellena los campos del siguiente formulario y solicita presupuesto a nuestras oficinas. Nuestro personal estará encantado de atender tu solicitud con la mayor brevedad posible.

Los campos señalados con (*) son obligatorios.

Tamaño máximo de archivo: 67.11MB