Mediación lingüística y cultural al servicio de la administración pública, de organismos internacionales y empresas multinacionales.

El servicio de mediación lingüística y cultural de Studio Moretto Group está específicamente estudiado para satisfacer las necesidades de la Administración Pública y las grandes organizaciones, que necesitan asistencia lingüístico-cultural para gestionar el diálogo con personas de diferentes culturas y etnias de la suya.

El apoyo de uno de nuestros mediadores culturales puede marcar la diferencia. Además de traducir la conversación, el mediador aclara y explica lo que se da por sentado pero que la otra cultura nunca habría entendido, ayuda a gestionar crisis y conflictos culturales, evita incomprensiones y destaca la oportunidad.

Con respecto a una simple traducción, la mediación cultural ofrece una interpretación de la realidad para favorecer su comprensión por parte de quien, de otro modo, no lo entendería.

Algunos de los ámbitos específicos en los que el servicio de mediación cultural aumenta la eficacia y beneficia la relación con el público extranjero

  • Información y asistencia a inmigrantes y ciudadanos extranjeros en las ventanillas de recepción y orientación.
  • Recepción y comunicación con los inmigrantes en los centros de atención.
  • Diálogo intercultural para misiones en el extranjero, tanto civiles como militares.
  • Asesoramiento lingüístico cultural en negociaciones políticas.
  • Asistencia lingüística a pacientes extranjeros en centros hospitalarios.
  • Apoyo lingüístico e integración de los alumnos extranjeros en las escuelas.
  • Apoyo lingüístico cultural en encuentros de trabajo y negociaciones difíciles.
  • Gestión de diferencias culturales y cuestiones sindicales con la mano de obra extranjera.

 

Studio Moretto Group puede ofrecer un servicio de mediación cultural profesional 24 horas al día, los 7 días de la semana. Para conocer las especificaciones técnicas para la prestación del servicio, el cliente debe enviar una solicitud a nuestras oficinas indicando su identidad y proporcionando los detalles de sus necesidades.

Solicita un presupuesto

Rellena los campos del siguiente formulario y solicita presupuesto a nuestras oficinas. Nuestro personal estará encantado de atender tu solicitud con la mayor brevedad posible.

Los campos señalados con (*) son obligatorios.

Drop a file here or click to upload Elija el archivo
Maximum upload size: 67.11MB

Soluciones para entidades públicas

En Europa, cada vez crece más la necesidad de asistir a los inmigrantes que presentan solicitudes de asilo y protección internacional. Por ejemplo, en Italia dicha solicitud se aplica bajo la autoridad del Ministerio del Interior, que garantiza al solicitante la oportunidad de expresarse en su propio idioma, de conformidad con lo establecido en la directiva 2011/95/CE.

Varios estudios identifican la mayor criticidad de la relación entre el sistema de salud regional y los usuarios inmigrantes en la falta de información de estos últimos sobre los derechos de acceso y disponibilidad de los servicios y en los defectos de comunicación entre las partes. Paralelamente, la literatura en la materia destaca la urgencia de superar las barreras lingüístico-culturales que obstaculizan la relación entre los profesionales de la salud y usuarios inmigrantes, con consecuencias que repercuten en el acceso de los usuarios y en la profesionalidad de los trabajadores.

La racionalización de los servicios publicos impone una política «migrant friendly» que lleva a resultados que se pueden medir según indicadores tanto de calidad como de cantidad. Para la eficacia del servicio es necesaria una estrategia de comunicación directa tanto a los usuarios como a los profesionales. SMG ofrece una información capilar de los inmigrantes a través de herramientas multilingües eficazmente disponibles y proporciona formación a los profesionales publicos en los temas multiculturales emergentes, acompañándolos en el desarrollo de capacidades relacionales adecuadas. Esto invierte al mediador lingüístico y cultural de la función de apoyo no solo del usuario inmigrante, sino también y en igual medida por el profesional sanitario.

 

SMG pone a disposición mediadores en número adecuado y hasta más de 280 idiomas, para conseguir:

  • Reducción de los costes generados por la desinformación (recurso a los servicios de emergencia por problemas no graves) y por la consiguiente congestión operativa de las estructuras de acogida.
  • Mayor puntualidad y eficacia de los cuidados (consultar, entre otros, Labos, Inmigración de la Salud, 2009).
  • Cohesión social a través de la reducción de los roces interculturales.

 

Para garantizar un servicio adecuado, SMG ha puesto en marcha las siguientes acciones:

  • identificar el perfil profesional del Mediador lingüístico y cultural : se trata de un perfil sui generis que varía del intérprete de carácter generalista porque, además de la traducción fiel a las palabras dichas, se le llama para traducir los significados culturalmente determinantes y para conocer las narraciones de los solicitantes de asilo. De hecho, la profunda capacidad de escucha, la sensibilidad intercultural y la empatía hacia la historia, el contexto de origen, los traumas y la emotividad del solicitante de asilo, son en este contexto un valor añadido que, aunque no menosprecia la fidelidad de la interpretación ni enriquece la significación, facilita tanto la capacidad del solicitante de asilo para expresarse como la de los funcionarios de las oficinas competentes para comprender sus instancias.
  • considerar la complejidad del elemento lingüístico y sus implicaciones culturales y antropológicas: las solicitudes lingüísticas, el origen geográfico o el grupo al que pertenezca, cada vez menos comunes y más diferentes, han exigido un intenso y constante trabajo de profundización en los idiomas, que tiene en cuenta su difusión territorial, los matices relacionados con la familia lingüística, las homónimas y las superposiciones. Este trabajo de análisis, que se lleva a cabo a través de un enfoque intercultural y antropológico, ha permitido a SMG lograr un profundo conocimiento de las temáticas etnolingüísticas y ha puesto en evidencia de manera detallada la relación entre idioma e identidad cultural.

 

Un mediador lingüístico y cultural puede llevar a cabo las siguientes actividades:

Acogida

El mediador acoge al usuario extranjero, lo orienta y lo asiste en el cumplimiento del siguiente modo:

  • acoge e informa al usuario extranjero;
  • recoge información sobre las necesidades que manifiesta;
  • asiste en la consulta de los servicios disponibles, también proporcionando una traducción a vista de los documentos;
  • asiste en la compilación de los formularios;
  • conduce al usuario al servicio de competencia, presenta sus necesidades a los profesionales responsables y asiste su diálogo interpretando y mediando las diferencias culturales.

Apoyo continuo

Después de haber acogido al usuario extranjero en la estructura de acogida, el mediador lo apoya durante todo el recorrido asistencial del siguiente modo:

  • asiste en la presentación de los documentos en las ventanillas mediante actividades de traducción, interpretación y mediación cultural;
  • asiste en la comprensión de los procedimientos del sistema publico, para que el usuario extranjero esté siempre informado y se sienta integrado;
  • asiste en la comprensión de las recomendaciones de los profesionales (socio-sanitarios, etc.) sobre como el usuario debe gestionar su situación de salud, con especial atención a las exigencias de mediación intercultural en el ámbito materno-infantil, socio-asistencial y psiquiátrico.

Soluciones para centros de acogida en condiciones de emergencia

Las emergencias migratorias hacen que los países tengan que hacer frente a la difícil gestión de flujos migratorios inesperados, en ocasiones masivos y de alto riesgo de choque con la población local.

Además de la dificultad inmediata de identificar a aquellas personas que necesitan protección y gestionar su situación particular desde un perfil jurídico y humanitario, las autoridades deben gestionar la repatriación o la permanencia de los inmigrantes, haciendo frente, en el segundo caso, a problemas de seguridad y de inclusión social de los individuos de acogida.

 

SMG pone a disposición mediadores lingüísticos culturales de alto perfil y en número adecuado, en más de 280 idiomas, para conseguir los siguientes objetivos legales, sociales y económicos:

  • Prestar asistencia prevista por los acuerdos internacionales a aquellos que piden asilo y protección internacional. Dichas solicitudes se aplican bajo la autoridad del Ministerio del Interior, que garantiza al solicitante la oportunidad de expresarse en su propio idioma, de conformidad con lo establecido en la directiva 2011/95/CE.
  • Facilitar a las autoridades la comunicación eficaz e inmediata en el idioma extranjero, permitiéndole gestionar las urgencias más rápidamente y con menores riesgos legales.
  • Reducir el gasto público por las ineficacias causadas por la mala información de las personas en acogida o por la mala gestión de la información sobre ellos.
  • Favorecer la cohesión social: reducir los choques interculturales gracias a una comunicación profesional en idiomas extranjeros favorece la comprensión, el intercambio de proyectos de vida y la inclusión social, lo que se percibe con una ventaja tanto por los extranjeros en acogida como por la opinión pública.

 

Para garantizar un servicio adecuado, SMG ha puesto en marcha las siguientes acciones:

  • identificar el perfil profesional del mediador;
  • considerar la complejidad del elemento lingüístico y sus implicaciones culturales y antropológicas.

 

A continuación, ilustramos las fases del servicio de SMG:

Inicio de la coordinación

En caso de emergencia migratoria o entradas masivas en el territorio. El cliente se pone en contacto con el número de emergencias facilitado por SMG y activo las 24 horas del día para solicitar la intervención inmediata in situ del coordinador de SMG. Se trata de un mediador lingüístico cultural que se encarga de lo siguiente:

  • Acude al lugar de la emergencia en un periodo de tiempo breve;
  • Asiste en la identificación de los idiomas de aquellos que piden protección, con la asistencia de mediadores de otros idiomas que lo asisten por videoconferencia;
  • Procede a la mediación inmediata entre el personal en videoconferencia o convocado físicamente, según las condiciones de intervención detectadas.

Registro y acogida primaria

En el centro de acogida o de primeros auxilios, el coordinador y los demás mediadores asisten en la acogida primaria de los recién llegados de la siguiente forma:

  • Facilitan lingüísticamente su registro;
  • Informan a los acogidos según los protocolos correspondientes;
  • Asisten la comunicación entre las fuerzas del orden, operadores sociosanitarios y personas acogidas, mediante interpretación o mediación cultural.

Apoyo y acompañamiento sucesivos

El mediador asiste a las personas acogidas de conformidad con los protocolos del cliente, a través de lo siguiente:

  • Informa al recién llegado de los reglamentos del centro y le da la información que le debe ser transmitida;
  • Recoge información sobre sus necesidades;
  • Le ayuda a rellenar los impresos y en el cumplimiento de las obligaciones que exija el centro de acogida;
  • Asiste el diálogo entre el centro y el recién llegado, a través de traducciones escritas o traducciones a la vista de documentos.
  • Acompaña a la persona acogida al servicio de competencia, presenta sus necesidades a los profesionales responsables y asiste su diálogo interpretando y mediando las diferencias culturales.

 

Para demostrar la eficacia de este sistema, SMG ya ha trabajado para la ciudad de Turín con respecto al servicio de acogida al público y traducción en las Oficinas encargadas del registro civil de Corso Vercelli (Milán), con la presencia continua de Mediadores que han prestado asistencia y ayuda al usuario con los idiomas árabe y chino. SMG puede añadir una experiencia internacional en el Ayuntamiento de Barcelona, para el que todavía desarrolla actividades de mediación incluso en situaciones de emergencia en particular, como el reciente ataque terrorista en la ciudad catalana.

Protección de los menores y de personas vulnerables

SMG ha desarrollado un procedimiento de conducta que indica qué comportamientos, acciones, modos de comunicación y obligaciones de notificación a las autoridades debe adoptar su personal en situaciones que impliquen a menores y a personas vulnerables.

El procedimiento se inspira en la experiencia de SMG en la mediación en Reino Unido y se describe en detalle en el documento «Safeguarding Policy» que se facilitará al cliente a petición.